Blogia
My new place...

Cuento nº1: EL ELEFANTE ENCADENADO

Cuento nº1: EL ELEFANTE ENCADENADO Aquí os dejo el primer cuento de esta nueva sección...espero que os guste y que me comenteis que os parece, a qué se refiere o si habeis vivido una situación parecida...ADELANTE...

---------------------------

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales... Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

El misterio sigue pareciéndome evidente.

¿Qué lo sujeta entonces?
¿Porqué no huye?

Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a un maestro, un padre o un tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: “Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?”

No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho esa pregunta alguna vez.

Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:

“EL ELEFANTE DEL CIRCO NO ESCAPA PORQUE HA ESTADO ATADO A UNA ESTACA PARECIDA DESDE QUE ERA MUY, MUY PEQUEÑO.”

Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujetado a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él.

Imaginé que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro... Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.
Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede.

Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.

Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.

Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza...

Autor: JORGE BUCAY (Déjame que te cuente...)

---------------------------
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

SaRa -

holaaaa! solo queria decirte que no te he abandonado :p que a mi estos cuentos me gustan, y este ya lo lei cuando lo publicaste, pero no supe que poner. ahora me leere la reflexion correspondiente... ;)
besitos!!

alma -

bego es un cuento muy bueno. Muchas veces nos quedamos enganchados por lo errores del pasado y no comprendemos que ya es hora de continuar, y que si no lo intentas de nuevo es cundo vas a volver a cometer el más horrible de los errores, por miedo a no fallar otra vez.La vida pasa, y nosotros debemos aprender de los errores y ser mejores cada vez, pero no cobardes, ya uqe cada minuto que pasa somos diferentes debido a la experiencia, ¿por qué quedarse anclado en un pasado inexperto? Me encantas nena, asi que pon más.Besitos

Enrique -

Yo ya conocía este cuento. Lo había leido en alguna parte hace no mucho tiempo, pero no recuerdo bien donde lo leí. Interpreto como moraleja, que no hay que darse por vencido nunca ante las adversidades de la vida. Si nos resignamos a no hacer aquello que alguna vez pensamos en hacer pero no estaba a nuestro alcance en ese momento, nunca seríamos felices del todo. Siempre nos quedaría ese: ¿y si....?
Besitos bego y conectate más que hablamos muy poquito :-)

viry -

ohh bego que cuento tan bonito, nunca me lo habia planteado pero q verdad tiene!! hay veces que cuando crees que no puedes esque no lo has intentado, y si lo intentaste anteriormente y no pudiste,ahora seguro que tienes mas fuerza.
me ha gustado mucho espero que pongas más.
besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres