Blogia
My new place...

*..::Mi Reflexión Sobre Los Cuentos::..*

Reflexión del cuento nº 2...

Reflexión del cuento nº 2... Este cuento me ha hecho retornar a mi infancia...

Creo que la conclusión es un poco más difícil que la del cuento anterior, pero no imposible de sacar...

Cuando somos niños tenemos que cultivar nuestros propios valores morales, nuestros sentimientos, nuestras decisiones...y lo hacemos gracias a un modelo, ya sean padres, abuelos, hermanos mayores, etc...

Desde pequeños preguntamos qué camino debemos escoger en la vida, qué es lo más conveniente o simplemente nos planteamos si somos capaces de tomar decisiones propias...

En este caso, creo que la “teta” son mis padres, los que me han enseñado a saber elegir, por los que hoy tengo mis propios valores morales!!

Con este cuento me he planteado...mi independencia (“la leche”) porque mis padres simplemente me han enseñado lo que es para ellos la vida, y como hay que vivirla...pero cuando llegue el día en el que tenga que vivir mi propia vida, en la que tenga que tomar mis propias decisiones...habrá mucha “leche” para elegir...

Por eso mi conclusión sobre este cuento es la siguiente:

En la vida tenemos muchos modelos a seguir o de los que aprender, de ellos escogemos lo bueno y descartamos lo malo, adoptamos su forma de ser, o simplemente nos damos cuenta de cómo no queremos ser el día de mañana...

Pero luego nos enfrentamos a una nueva etapa, en la que el modelo somos nosotros...

Yo puedo adorar a mis padres, admirarlos y quererlos como a nadie, dependo de ellos, discuto con ellos y a la vez los quiero más que a mi vida...

Hay ocasiones en las que nos topamos con cosas o personas que “odiamos” o no nos agradan, pero que a la vez no podemos vivir sin ellas o siempre nos hacen falta...

Por último: Necesitamos de una “teta” (modelo) pero lo que realmente nos alimenta para vivir es la “leche” (lo que cada uno elige, su propia vida, llegar a ser otro modelo).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Reflexión del cuento nº1...

Reflexión del cuento nº1... Vivimos condicionados por los recuerdos del pasado, sin llegar a entender que lo pasado, pasado está.
Nos conformamos con vivir atados a esas miniestacas que de un golpe podemos derribar, pero que por falta de fuerza de voluntad o simplemente por el miedo al fracaso o al sufrimiento, no tiramos de ellas ...

Cuando retornamos a una situación vivida anteriormente, en la que cometimos un error, o pusimos toda nuestra fuerza y empeño para superarla y no lo conseguimos, seguimos pensando que somos incapaces de solucionarla con solamente un mínimo esfuerzo...

En múltiples ocasiones nos topamos con situaciones en las que nos decimos: “Soy incapaz, no puedo con esto”, dejamos pasar las cosas para ver que ocurre sin poner de nuestra parte, sin esforzarnos en descubrir “qué puede pasar si lo intento de nuevo”...

Hay veces en las que nos sentimos tristes sin saber porqué, en las que lloramos sin saber el motivo, en las que reímos sin ser el momento, en las que decimos cosas de las que luego nos arrepentimos...pues me ha dado por pensar que todo esto nos ocurre por algo que reprimimos y no sabemos como exteriorizarlo, que posiblemente estos actos deberían estar situados en otro momento y no en el que lo hacemos...

Cuando nos rendimos en la vida, cuando nos dejamos llevar y sabemos que lo que estamos haciendo es totalmente lo contrario a lo que deberíamos, creo que eso lo graba nuestro fiel “enemigo” el subconsciente y más tarde (en los momentos más inesperados), saca a la luz esos sentimientos...los reprimidos...

Esta es mi conclusión del porqué hay veces que nos sentimos tristes sin saber porqué, lloramos sin saber el motivo, reimos sin ser el momento, decimos cosas de las que nos arrepentimos...y todo porque una vez intentamos derribar esa estaca y no pudimos...

SALUDOS.

PD: Yo ahora...intento liberarme de esos grilletes y cadenas!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres